La caída de los precios del petróleo está llevando al régimen de Nicolás Maduro a tomar las duras decisiones que venía evitando, incluyendo la probable eliminación del subsidio a la gasolina y la selección de cuáles sectores dentro del chavismo continúan recibiendo las migajas de un pastel que es cada vez más pequeño, dijeron analistas.

Y es que el chavismo, que llegó al poder prometiendo distribuir mejor la riqueza, tiene cada vez menos dinero que repartir, lo que está llevando al régimen a tomar decisiones que podrían terminar siendo muy impopulares.

La primera de ellas sería un aumento en los precios de la gasolina, un tabú que podría ser quebrado el mes próximo, dijo Antonio De La Cruz, director ejecutivo de la firma de asesores Inter American Trends...