La respuesta de Raúl

2 de junio de 2014

Hasta ahora la carta abierta en que 44 políticos, expertos y empresarios estadounidenses y cubanoamericanos solicitan al presidente Barack Obama que permita un aumento de las oportunidades de negocios y viajes a Cuba no había tenido una respuesta oficial u oficiosa, ni por parte de Washington ni de La Habana, pero una reciente advertencia de la aduana de la isla podría interpretarse como la primera señal de que la Plaza de la Revolución no está dispuesta al más mínimo cambio, sino todo lo contrario.

La Aduana de Cuba alertó el miércoles a quienes visitan la isla que se abstengan de transportar bultos ajenos, llevar “encomiendas” o simplemente de cargar con un paquete de encargo. Esto podría “acarrear responsabilidades, no solo de carácter administrativas sino también penales”. Y cuando el gobierno cubano advierte, hay que hacerle caso...