Enrique Peña Nieto no ha estado en Cuba como presidente de México, pero su primera visita oficial será un encuentro entre viejos conocidos que esperan renovar los fuertes vínculos que iniciaron cuando su Partido Revolucionario Institucional respaldó a La Habana desde el triunfo de la revolución en 1959.