La Unión Europea (UE) y Cuba se sentaron a la mesa de negociaciones el martes, buscando suscribir un “acuerdo de diálogo político y cooperación”, que deje atrás el conflicto sobre los derechos humanos.

Un acuerdo con la UE sería particularmente positivo para Cuba, que soporta un embargo económico de Estados Unidos desde 1962, pues le daría “mayor espacio” internacional ante el incierto futuro de la ayuda de Venezuela, estiman analistas.

Esta primera ronda de negociaciones comenzó sobre las 3:00 p.m. encabezada por el director general para las Américas del Servicio Exterior de la UE, Christian Leffler, y por el vicecanciller cubano, Abelardo Moreno. También participa el embajador de la UE en La Habana, Herman Portocarrero...