El incendio que arrasó 8,232 hectáreas hectáreas de vegetación en el este de Cuba la semana pasada y que fue calificado por las autoridades como “desastre natural”, fue causado por una “negligencia” de un vehículo, según la investigación preliminar del suceso divulgada hoy por medios locales.