Putin con la mira en Cuba

16 de julio de 2014

El presidente Vladimir Putin visitó a Fidel Castro durante su estancia de 12 horas en La Habana, el 11 de julio. Las fotos publicadas muestran al hombre fuerte de Rusia sonriente, cual nieto pródigo con el anciano frágil y enjuto a quien desea borrar recuerdos desagradables.

Luego de su visita en 2000, Fidel Castro vociferó que no tenía que pagar la deuda a Rusia, sino que esta debía compensar por los miles de millones perdidos durante años por la eliminación de las relaciones económicas y comerciales de la Unión Soviética. También estaba molesto por el cierre del Centro de Exploración Electrónica al sur de La Habana, lo que no conoció cuando ambos lo visitaron. En esta ocasión, Putin ha enarbolado la condonación del 90% de la deuda por 35 mil millones de dólares, aprobada desde el pasado año, pero con la novedad de que el 10% restante será utilizado por las empresas rusas en la isla, cuando el gobierno cubano procura desesperadamente inversiones extranjeras por 2.5 miles de millones de dólares anuales.

Cuba fue el primer país en el itinerario de Putin hacia la cumbre de los BRICS en Brasil, con marcada intención de procurar acercarse a la preeminencia rusa durante la Guerra Fría, perdida por la decisión de Fidel Castro de impedir que las ideas de cambio, iniciadas por Mijail Gorbachov (1985-1991), minaran su poder absoluto en Cuba. El glastnost y la perestroika fueron contrarrestadas con la campaña de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas, emprendida en febrero de 1986, y el cese total de las subvencionadas relaciones económicas y comerciales a fines de 1991 originaron el inicio de la crisis denominada Período Especial, del cual no se sale...