El expresidente brasileño Lula da Silva, que sería hoy el más votado si fuera candidato de nuevo a la Presidencia de la República, alberga, según uno de sus consejeros próximos, un sueño secreto con Cuba.