La madre del subcontratista norteamericano Alan P. Gross, quien cumple una sentencia de 15 años de cárcel en La Habana, murió el miércoles sin ver por última vez a su hijo porque Cuba no respondió una petición de salida humanitaria, dijo la familia de Gross.

“Evelyn Gross, de 92 años, murió el 18 de junio en Plano, Texas, tras una larga batalla con cáncer del pulmón”, dijo la familia en un comunicado. Hace cuatro años se le diagnosticó la enfermedad y su “último deseo era ver a su hijo antes de morir”...