El año 2013 fue para muchos cubanos el de los viajes con la entrada en vigor de una anhelada reforma migratoria que puso fin a décadas de restricciones para salir de la isla y que permitió también el retorno de más de 3,000 emigrados.