Un hombre, una mujer y un niño fueron asesinados el pasado viernes mientras dormían en su vivienda en La Habana por un joven de 23 años, detenido el sábado y que confesó a las autoridades que cometió el crimen por “un móvil pasional”, según una nota del Ministerio de Interior divulgada hoy.