Cuba se prepara para sus habituales marchas multitudinarias por el Primero de Mayo, una fecha tradicionalmente festiva en la isla, donde en los últimos años las reformas económicas del Gobierno han impactado en el sector laboral sin haber resuelto aún el problema de los exiguos salarios.

Como cada año, la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana acogerá la principal marcha por el Día Internacional de los Trabajadores, en el que se espera la asistencia del gobernante, Raúl Castro, y del nuevo secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte.

La celebración llega precedida del vigésimo congreso de la CTC (sindicato único), realizado en febrero, el cual aprobó un nuevo Código de Trabajo y nuevos estatutos, y debatió entre otros asuntos el preocupante tema de los bajos salarios y pensiones.,,