Carlos Manuel de Céspedes, obispo vicario de una zona de la arquidiócesis de La Habana, polémico escritor y tataranieto de uno de los fundadores de Cuba, falleció el viernes. Tenía 77 años.