MADRID. La justicia española rechazó el último recurso de la familia de Oswaldo Payá y confirmó que no abrirá una investigación paralela sobre el accidente de tráfico que costó la vida al disidente cubano en 2012.