LA HABANA.—El gobierno de Cuba expresó su esperanza de que empresas mexicanas sean pioneras en establecerse dentro de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), y aprovechar con ello las facilidades de su nueva Ley de inversiones Extranjeras.

El ministro cubano de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, manifestó esa aspiración ayer, al declarar inaugurado un Seminario de Negocios México-Cuba en un hotel capitalino.