La baja en los precios del níquel y una ralentización del crecimiento en la mayor parte de Europa afectaron en 2013 a la economía cubana, que creció hasta cerrar el año con un 3 %, cifra que se mantendrá en 2014, informó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).