El gobierno cubano mantiene en arriendo 2,800 locales a trabajadores privados, una modalidad que comenzó en el 2009 con las barberías y peluquerías, informó este lunes el ministerio de Comercio Interior (Mincin).