JIQUITAIA, Brasil (Reuters) - Hostilizados y llamados esclavos de un estado comunista cuando aterrizaron en Brasil, los 5.400 médicos cubanos contratados por la presidenta Dilma Rousseff son considerados ahora una bendición en los rincones más pobres del país.


Fecha Título
19/01/17 ¿Le conviene a Trump revertir el deshielo con Cuba?
Sara Gómez Armas, El Nuevo Herald
18/01/17 Trump no se opuso a la eliminación de política “pies secos/pies mojados”
Nora Gámex Torres, El Nuevo Herald