Entre los cambios impulsados por Castro desde que reemplazó a su enfermo hermano Fidel en 2008 se destacan la creación de cooperativas privadas, la entrega de permisos a cerca de medio millón de cubanos para la operación de pequeñas empresas y la reducción del papel de Estado en la economía y la vida cotidiana.

El sábado, en la primera de dos sesiones anuales del Parlamento, Castro -de 83 años- elogió a los cubanos porque "han resistido, y están venciendo al imperialismo" y los instó a seguir enfrentándose a los problemas.

Las reformas elevaron las expectativas sobre una mejora en la economía y generaron un debate dentro del gobernante Partido Comunista respecto a las oportunidades para la libre empresa...