Cuba logró detener en el primer semestre de este año el retroceso de su economía, después de registrar en 2016 un decrecimiento de 0.9% —lo que supuso la primera recesión en los últimos 23 años—, según datos oficiales divulgados en una comisión de la Asamblea Nacional de la isla.

El vicepresidente y ministro de Economía y Planificación de la isla, Ricardo Cabrisas ofreció esa valoración, sin aportar datos precisos, durante su intervención ante la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral).