El gobierno cubano suspenderá “temporal o definitivamente” a las empresas extranjeras que contaminen el medio ambiente en el nuevo megapuerto de Mariel, 45 km al oeste de La Habana, según un reglamento que rige a partir del lunes.