El Escuadrón de Entrenamiento de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón, compuesto por dos buques con 600 tripulantes, llegó el jueves a La Habana como parte de una visita oficial que busca fortalecer las relaciones bilaterales, las cuales han experimentado un notable auge en los últimos tres años.

El “Kashima” (143 metros de eslora) y el destructor “Harusame” (151 metros de eslora) conforman el Escuadrón, que celebró con 21 salvas su regreso a la capital cubana desde la primera visita hace tres años.