JOHANNESBURGO (Reuters) - El presidente estadounidense, Barack Obama, dio el martes un apretón de manos a su homólogo cubano, Raúl Castro, durante la ceremonia en memoria de Nelson Mandela, en un gesto sin precedentes entre los líderes de dos países enemistados desde hace más de medio siglo que reflejó el espíritu de reconciliación del héroe contra el apartheid.