La abogada cubana Amelia Rodríguez Cala podría ser una celebridad en los Estados Unidos por su defensa de un rockero, un ex piloto militar, escritores disidentes y otros que regularmente causan molestias al gobierno.