El mayor banco en Francia, BNP Paribas, escondió $1,750 millones en transacciones ilegales con entidades cubanas como parte de una larga serie de violaciones a las sanciones de EEUU que le costaron un récord de $8,900 millones en incautaciones y multas, de acuerdo con fiscales estadounidenses.

Un documento de la fiscalía en el caso dijo que el BNP ha corregido su forma de operar, “incluyendo poner fin a todos los negocios y prohibir nuevos en cualquier tipo de divisa con las entidades sancionadas” en Cuba, Irán y Sudán.

No estuvo claro cómo impactará el caso a Cuba, ya limitada por el embargo así como por las leyes y regulaciones de EEUU sobre lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. BNP cerró el año pasado su oficina en La Habana, después que cayó bajo la investigación de EEUU...