Durante el viaje, Lula tiene previsto hablar sobre energía y producción agrícola con los dirigentes cubanos y también conocerá el puerto de Mariel, en el oeste de la isla, que es un proyecto cuya construcción se realiza con el apoyo por Brasil.