Como amantes que se pelean y luego se reconcilian tiernamente, Cuba y Rusia están volviendo una a los brazos de la otra, evocando recuerdos de sus más de 30 años como los aliados más cálidos de la Guerra Fría.

El renovado romance se mostró en todo su esplendor cuando el presidente ruso Vladimir Putin se reunió tanto con Fidel como con Raúl Castro y firmó una docena de acuerdos durante una visita a La Habana que inauguró su gira de seis días por América Latina.

“Eso no sorprende a nadie. Cuba y Rusia fueron aliados por muchos años y todavía son los aliados más naturales, mucho más que China”, dijo Alcibíades Hidalgo, periodista de Miami que sirvió de jefe de despacho a Raúl Castro, el gobernante actual de Cuba...