La Habana.- La Gaceta Oficial de Cuba publicó este lunes un paquete de medidas que flexibiliza la gestión de las empresas estatales dándoles más autonomía en su administración respecto al Gobierno. 

A partir de las nuevas normativas, las empresas podrán retener hasta el 50% de las utilidades después de impuestos, lo que significa un 20% más de lo que está establecido hasta ahora en la legislación, informó DPA. 

Las empresas podrán comercializar el excedente de sus compromisos con el Estado a precios de oferta y demanda con terceros o en el mercado, y trabajarán en base a un plan aprobado por un consejo empresarial sin necesidad de cumplir mandato del ministerio del ramo. 

Otra de las novedades es que las empresas podrán establecer sus propios sistemas de pago sin tener que consultar al ministerio correspondiente del sector, como sucede actualmente.