Cuba acogió favorablemente este miércoles la aprobación por la Eurocámara del acuerdo que le permitirá normalizar relaciones con la UE tras dos décadas, pero reivindicó su soberanía e independencia frente al tema de derechos humanos.

El Parlamento Europeo adoptó el acuerdo bilateral de cooperación con 567 votos a favor y 65 en contra, con lo que Cuba dejará de ser el único país latinoamericano sin un convenio de este tipo con la Unión Europea (UE).