Más allá de algunos panfletos y afiches monocromáticos en tiendas del Estado, el 54 aniversario del triunfo de la revolución cubana pasó bajo la mesa en las calles de La Habana, como relatan fuentes desde la isla.