Evelyn Gross murió el miércoles sin poder ver por última vez a su hijo, el contratista norteamericano Alan P. Gross, preso en Cuba desde el 2009.

Evelyn tenía 92 años de edad, y falleció tras una larga batalla con un cáncer pulmonar.

El gobierno cubano nunca le dio el permiso a Alan Gross para ir a ver a su madre enferma...