La tala ilícita de árboles maderables para su venta en el mercado negro se ha convertido en un serio problema que amenaza el ecosistema en Cuba, advierte hoy un artículo de la prensa oficial.