Un informe de la ONU determina que el cargamento interceptado en un barco norcoreano en Panamá constituye una violación por parte de La Habana.