La Asamblea General de la ONU ha condenado casi al unísono el embargo en 20 ocasiones. Sólo Estados Unidos e Israel se opusieron a la condena en la última votación de 2011.