Cuba no podrá cumplir con el plan turístico previsto para 2013, que aspiraba a recibir unos 3 millones de visitantes, y espera cerrar el año con unos 2.8 millones de viajeros extranjeros, cifra similar a la del año anterior, según indicó este viernes un directivo del sector.