El gobierno de EE.UU. volvió a pedir a Cuba que libere a Alan Gross, encarcelado en la isla desde 2099 y que este viernes cumple 65 años.

El Departamento de Estado expresó en un comunicado la preocupación del gobierno de Barack Obama por la situación de Gross.

El documento agrega que el encarcelamiento de Gross “sigue siendo un impedimento a unas relaciones más constructivas entre Cuba y EE.UU.”.

Gross, contratista de la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (Usaid, en inglés) fue arrestado en 2009 y meses después condenado por atentar contra la seguridad de Cuba.

Washington niega los cargos y alega que Gross sólo trabajaba para proporcionar acceso a internet sin censura a una comunidad religiosa.